“El lobo de Wall Street” te diría: “El juego consiste en pasar el dinero del bolsillo de tu cliente, a tu bolsillo y ya.“ Eso es muy de Hollywood, aquí te hablamos en modo castizo del punto de vista estratégico y técnico para vender on line. Hacer dinero en el comercio online no es como en las películas.

Internet es un medio para la venta, eso no significa que sea diferente a los medios convencionales como las tiendas, centros comerciales, incluso la venta por catálogo o venta directa, de manera que como podrás entender lo más importante es el producto / servicio. Tradicionalmente, una tienda convencional podía ganarse la fama de ser muy amables, de tener de todo, de devolverte el dinero si no quedabas satisfecho, o por el contrario, que fuera penalizada con mala fama: “careros, bordes, ahí esta todo caducao…”.

Este efecto en Internet se quintuplica porque la mayoría de los productos y servicios tienen valoraciones, opiniones o comentarios de sus clientes para lo bueno o lo malo. Esto indudablemente es un factor que acelerará las ventas o te hundirá con todo el equipo. En resumen, ocúpate de tener el mejor producto y trata de utilizar todas las herramientas de marketing al respecto.

Aumenta la visibilidad de tu proyecto online. ¿Y esto qué es? generar contenidos visuales y de texto que sean únicos, veraces y útiles. Un principio básico de Internet: muestra tu producto o servicio con fotos, vídeos y textos que sean útiles para tus clientes y lo que es muy, pero que muy importante es que sean ciertos. Aquí no vale mentir ni vale el copiar y pegar, vamos que te lo curres o de otra manera serás penalizado.

Según la capacidad presupuestaría de tu empresa podrás hacer producciones de contenidos más o menos profesionales, pero si cumplen estos principios y aunque la realización sea “caserilla” no pasa nada, es mil veces mejor eso que nada. ¡Ojo! Google tiene en cuenta la ortografía. Todos estos contenidos llévalos a tu plataforma web y a las redes sociales oportunas para tu producto y una vez ahí, tu publicidad online será muuucho más productiva. Chachi, los marketers lo llaman funnel (embudo para nosotros) – como mola fanel, casi ná.

Nunca hagas promesas que no puedas cumplir y no aburras a tus clientes con flipadas creativas. El refranero español te dice que se pilla antes al mentiroso que al cojo y cuenta sólo lo que le interesa a tu cliente (prueba a enseñarle a un amigo las fotos de tu viaje de bodas y cuenta cuantas veces bosteza) un cliente simplemente abandona tu página. ¿Qué no te lo crees? Mete en tu web un código de Google Analytics y observa los resultados. Como diría el lobo de Wall Street: “El dinero habla y las tonterías desaparecen” LOL.

Los clientes están deseando comprarte, hazles caso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información..

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola, te puedo ayudar?